Destacado

Hazte socio, ayúdanos a seguir adelante

El 23 de julio de 2016 veía la luz la Asociación Morriña de Cuba, a través de la cual queremos canalizar el esfuerzo que estamos realizando con la confección del Catálogo de la Palmera Canaria en Galicia.

Estatutos y Acta Fundacional AMC

Toda ayuda es importante. Gracias a las aportaciones de nuestros socios podemos sufragar desde nuestra página web a la gasolina para recorrer Galicia cámara en ristre. Si tú también quieres colaborar, puedes hacerlo a partir de una cuota mínima de treinta euros al año, y ser partícipe de Proyecto Palmera.

Rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo. ¡Los nuevos asociados recibirán un ejemplar de nuestro próximo libro “Morriña de Cuba, A Coruña a través de sus palmeras”!

Jardín Botánico-Artístico

Jardín Botánico-Artístico (Padrón) En este espacio, declarado Bien de Interés Cultural en el año 1946, con categoría de Jardín Histórico, conviven más de trescientas especies vegetales distintas. Su diseño se inspira en la moda francesa, estando cercado por una reja de hierro forjado, y con sus áreas distribuidas a través del pasillo central de plátanos. En apenas una hectárea de terreno conviven gran cantidad de especies exóticas, algunas únicas en nuestro país, destacando la secuoya roja, que representa el techo del jardín.

Iglesia de Santa María A Nova

Iglesia de Santa María A Nova (Noia) El templo gótico fue erigido en la primera mitad del siglo XIV sobre uno anterior de orden románico y reducido tamaño, siendo consagrado en 1327. Está vinculado a la figura del arzobispo de Santiago Berenguel de Landoira, gran benefactor de la villa. Actualmente alberga el Museo das Laudas, una colección de cientos de lápidas funerarias conservadas dentro del recinto de la antigua necrópolis.

Pazo de Lourizán

Pazo de Lourizán (Pontevedra) Con al menos cinco siglos de antigüedad, el Pazo de Lourizán es una propiedad enfocada principalmente hacia el uso agropecuario hasta su adquisición a finales del siglo XIX por el político gallego Eugenio Montero Ríos. A partir de este momento se realizan reformas de calado en el inmueble y la finca, que dan lugar a una propiedad excepcional.

Hacia 1893 o 1894 se realiza la primera intervención, trayendo la entrada principal a la fachada sur, mientras que en 1909 el maestro de obras Jenaro de la Fuente Domínguez se encarga de la ampliación definitiva del volumen, dotándolo de un imponente aire palacial con decoración modernista y neoclásica.

En los amplios y frondosos jardines se disponen tres palmerales con ejemplares de la variedad canaria. El primero flanquea el camino que accede al invernadero de hierro forjado, mientras que el segundo se encuentra bajando hacia la entrada de la finca, ante una de las grutas, conformando un pasillo que se alinea con la entrada principal del pazo. El último se encuentra bajo el gran mirador que señorea sobre la finca.

En 2016 la Asociación de Amigos del Museo de Pontevedra inicia la redacción de una ponencia sobre el pazo buscando su protección integral, debido al estado de degradación en que se encuentra la propiedad.

Villa Pilar

Villa Pilar (Pontevedra) Este imponente palacete urbano está vinculado al indiano Manuel Martínez Bautista. Nacido en 1823 en Pontevedra, en 1840 se embarca hacia La Habana, Cuba, con una carta de recomendación dirigida a Pedro Fernández Villaverde, abriendo en la isla un almacén de vajillas. Enriquecido en la colonia Manuel encarga la construcción de Villa Pilar, que finaliza en 1905 tras seis años de trabajos. Proyectada por el arquitecto Antonio Crespo, consta de planta baja, dos pisos y bajocubierta abuhardillado. Para más información, visitad el excelente artículo de Milagros Bará.

Villa de Jenaro de la Fuente

Villa de Jenaro de la Fuente (Vigo) La vivienda, que ha sido recientemente rehabilitada, se encuentra actualmente encajonada entre edificios, si bien a principios de siglo XX en la zona de Romil había numerosas villas burguesas. Según el investigador Jaime Garrido, la casa pudo realizarse sobre la primera mitad de la década de 1890 en piedra, cal y ladrillo. La vivienda consta de sótanos, bajos y una planta destinada a habitaciones, además de un amplio jardín de inspiración francesa y más de mil metros cuadrados, en el que destaca especialmente la palmera canaria que se yergue junto a la entrada. Diseñada por su habitante, el maestro de obras Jenaro de la Fuente Domínguez, natural de Valladolid pero afincado en Vigo, la villa mira hacia las islas Cíes.