Villa Pilar

Villa Pilar (Pontevedra) Este imponente palacete urbano está vinculado al indiano Manuel Martínez Bautista. Nacido en 1823 en Pontevedra, en 1840 se embarca hacia La Habana, Cuba, con una carta de recomendación dirigida a Pedro Fernández Villaverde, abriendo en la isla un almacén de vajillas. Enriquecido en la colonia Manuel encarga la construcción de Villa Pilar, que finaliza en 1905 tras seis años de trabajos. Proyectada por el arquitecto Antonio Crespo, consta de planta baja, dos pisos y bajocubierta abuhardillado. Para más información, visitad el excelente artículo de Milagros Bará.

Villa de Jenaro de la Fuente

Villa de Jenaro de la Fuente (Vigo) La vivienda, que ha sido recientemente rehabilitada, se encuentra actualmente encajonada entre edificios, si bien a principios de siglo XX en la zona de Romil había numerosas villas burguesas. Según el investigador Jaime Garrido, la casa pudo realizarse sobre la primera mitad de la década de 1890 en piedra, cal y ladrillo. La vivienda consta de sótanos, bajos y una planta destinada a habitaciones, además de un amplio jardín de inspiración francesa y más de mil metros cuadrados, en el que destaca especialmente la palmera canaria que se yergue junto a la entrada. Diseñada por su habitante, el maestro de obras Jenaro de la Fuente Domínguez, natural de Valladolid pero afincado en Vigo, la villa mira hacia las islas Cíes.

Pazo de Sensat

Pazo de Sensat (Vigo) Parece que el hoy conocido como Hotel Pazo los Escudos fue diseñado por el arquitecto vigués Antón Román Conde a encargo de la familia Sensat, y construido a mediados del siglo XX en el lugar de Roade. El pazo se compone de dos inmuebles, siendo uno de ellos la casa de los guardeses de la finca. En un estilo que fusiona la arquitectura pacega tradicional con el neomedievalismo, destacando en la decoración el empleo de vieiras adosadas al muro, almenas en el remate de las fachadas y gárgolas, se integran algunos elementos de la edificación previa, como el pozo o las cuadras. La afición de los habitantes de la vivienda por el coleccionismo de heráldica supone la existencia en la finca de una colección de 94 escudos pétreos datados entre los siglos XV y XIX. En el año 2000 comenzaba el proyecto para convertir el pazo en el primer hotel de cinco estrellas de Vigo.

Central Hidroeléctrica del Tambre

Central Hidroeléctrica del Tambre (Noia) En 1925 la Sociedad Gallega de Electricidad encargaba al arquitecto Antonio Palacios, quien desarrollaba principalmente su obra en la ciudad de Madrid, el diseño de los diversos edificios de la Central Hidroeléctrica del Tambre. El conjunto se ubica en el mismo lugar donde en el siglo XIII se erguía una pesquería cisterciense que abastecía al monasterio de Toxosoutos. El edificio de mayor envergadura es el de máquinas, de estilo neorrománico, planta rectangular y tejado a dos aguas, recordando a una basílica y destacando la sillería de granito almohadillado y poco trabajado, característica en el regionalismo de Palacios. El conjunto lo complementan las viviendas del ingeniero, trabajadores, maestros, además de la escuela. Cabe señalar que es probable que en la misma época el arquitecto trabajara también en el proyecto del Pazo do Tambre, situado en las proximidades.

Villa La Calzada

Villa La Calzada (Ribadeo) Situada en la rúa de San Roque junto a otras lujosas viviendas indianas la casa, edificada en 1910, combina el estilo ecléctico con el modernismo. Compuesta de semisótano, dos plantas y bajocubierta, en la asimétrica fachada destaca la torre que compone la esquina. Herrajes modernistas cierran algunos de los balcones y los vanos, cuya factura llama la atención al estrecharse a la altura del dintel. Motivos escultóricos se adosan además a los muros en determinados puntos, rasgo del “Art Noveau” del que la Villa La Calzada es una de las mejores representantes de la zona. Los muros están realizados en mampostería y techados por una cubierta compleja realizada con escamas de losa y que generan aleros que, en la fachada principal, se sitúan sobre canecillos de madera. Se desconoce al proyectista de la obra.

Pazo do Tambre

Pazo do Tambre (Outes) Ubicado muy próximo a la desembocadura del río que le da nombre, en la parroquia de Cando, el majestuoso edificio fue levantado a mediados de los años veinte por emigrantes que habían hecho fortuna en Portugal. Es probable que el arquitecto fuera Antonio Palacios, quien por entonces se encargaba de las obras de la central eléctrica del Tambre. De planta rectangular y tres pisos el pazo, de estilo regionalista, tiene la larga escalera que da acceso directo a la segunda planta como uno de sus elementos más llamativos. Con apenas decoración, las paredes se encalan en blanco, resaltando de este modo la sillería almohadillada que recerca los vanos y compone parte de los muros. Pazo do Enxido es otra de las denominaciones del inmueble, encargándose Palacios del diseño de otros elementos como palomar, hórreo o casa del capataz, que complementan la propiedad.