Destacado

Hazte socio, ayúdanos a seguir adelante

El 23 de julio de 2016 veía la luz la Asociación Morriña de Cuba, a través de la cual queremos canalizar el esfuerzo que estamos realizando con la confección del Catálogo de la Palmera Canaria en Galicia.

Estatutos y Acta Fundacional AMC

Toda ayuda es importante. Gracias a las aportaciones de nuestros socios podemos sufragar desde nuestra página web a la gasolina para recorrer Galicia cámara en ristre. Si tú también quieres colaborar, puedes hacerlo a partir de una cuota mínima de cinco euros al año, y ser partícipe de Proyecto Palmera.

Rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo:

Anuncios

Casa en San Xoán de Filgueira

Casa en San Xoán de Filgueira (Ferrol) En la rúa Souto, frente a la iglesia parroquial de San Xoán de Filgueira se encuentra esta amplia finca, con una palmera canaria de gran porte en su extremo noroeste. La misma se encuentra junto a otros árboles que formaban el jardín de una villa hoy desaparecida, cuyos únicos restos se alinean en el extremo norte, apenas unos metros de muro pétreo y dos muros con vanos recercados. Parece que la vivienda fue demolida para la construcción de una promoción inmobiliaria que finalmente nunca llegó a realizarse.

Casas de los Canónigos

Casas de los Canónigos (Padrón) Este conjunto de ocho viviendas, dispuestas a lo largo de la carretera y frente a la Colegiata de Santa María de Adina, en Iria Flavia, fueron edificadas en 1790 para ser habitadas por los canónigos de la iglesia. La Fundación Camilo José Cela posee en propiedad varias de las casas, que albergan la sede de la entidad así como el museo acerca del escritor. La palmera, de gran envergadura, está situada en el jardín trasero de la segunda de las viviendas.

Palacete en el lugar de Montecelo

Palacete en el lugar de Montecelo (Bergondo) Poco antes del puente de O Pedrido encontramos este suntuoso palacete custodiado por tres palmeras canarias. Separada de la carretera por la amplia finca y un artístico muro, la vivienda se dispone en planta rectangular, sobresaliendo ligeramente de la fachada principal el torreón situado en el ángulo Este. En la decoración, a caballo entre el eclecticismo y el modernismo lo que permitiría situar la factura de la vivienda en los primeros años del siglo XX, destaca el uso de piñas, jarrones, volutas y esferas, concentrándose los adornos en muros y torre.

Palmera del Cangaceiro

Palmera del Cangaceiro (Cangas) Esta palmera canaria de gran tamaño se hallaba situada en el Paseo de Castelao de la villa morracense, ante la cafetería “Cangaceiro” que daba nombre al ejemplar. Fue talada el 15 de septiembre de 2016. Si bien en los últimos años se hallaba descontextualizada, podría tratarse del resto de algún jardín de las casas adyacentes o bien de un espacio público desaparecido.

Casa en Pedro Fernández

Casa en Pedro Fernández (A Coruña) En la rúa Pedro Fernández, en el Castiñeiriño, y muy próxima al Ponte do Pasaxe podemos ver este ejemplar de palmera canaria de gran altura. La vivienda sigue la tipología constructiva tradicional, con dos alturas y un bajocubierta dispuestos en una planta rectangular y con un tejado a dos aguas. La galería de madera que domina la fachada principal en la primera planta luce un delicado acabado con denticulados y formas geométricas, constituyendo el elemento más llamativo del conjunto.

Casa de la Torre

Casa de la Torre (Ortigueira) Se encuentra este pazo en el corazón de la parroquia de Couzadoiro, lugar que destaca por el fuerte movimiento migratorio sufrido y los numerosos indianos retornados. La vivienda parece que perteneció a Ramón de la Peña, quien a finales del siglo XIX reforma el espacio dotándole de su actual aspecto palacial. Destacan dentro del conjunto la puerta principal del ala norte, único elemento original del pazo a la vista, así como el jardín de la parte trasera, donde un paseo de palmeras se yergue entre setos de boj, un pequeño canal de agua, tallas de animales y otros adornos suntuosos.

Casa de Gloria Villamil

Casa de Gloria Villamil (Ribadeo) Actualmente el espacio que ocupaba la casa de Gloria Villamil se haya habilitado como aparcamiento municipal, sobreviviendo dos palmeras de gran porte, restos del jardín de la finca. Situada al final de la rúa Virxe do Camiño, donde se alzan las mansiones más espectaculares de la villa lucense, la vivienda fue edificada a finales del siglo XIX o principios del siglo XX, recibiendo su nombre de la indiana que la habitaba, emigrada en Cuba.