Convento de Santa Clara

Convento de Santa Clara (Ribadeo) Situado en pleno centro de la villa, muy próximo al ayuntamiento, el origen de la propiedad es un beaterio del siglo XI, transformado en convento en 1366. En varias ocasiones el conjunto sufre daños de importancia, por ejemplo durante la ocupación napoleónica, lo que no impide que se conserven partes de la estructura románica, protegida por los actuales muros. Destacan especialmente la cocina monástica del siglo XVII, el claustro, datado en el XVIII, o la gran torre de planta cuadrada, rematada por una espadaña. En sus huertas se encuentra un elevado ejemplar de palmera canaria, que destaca a pesar de la altura de los muros.

Casa de Bolanio

Casa de Bolanio (Ribadeo) Junto a la carretera, en las proximidades de Ribadeo, se encuentra una casa labriega construida en 1830 cuya estructura sencilla de bajo, primera planta y bajocubierta se ve enriquecida con elementos ornamentales que asocian la propiedad a la emigración. Mientras que en la planta baja se emplean dinteles rectos y vanos recercados, en la primera planta destaca el uso de arcos escarzanos, con antepechos de hierro forjado en las ventanas laterales. En el centro la ausencia de decoración en la puerta que da acceso al balcón de moderna factura denota la existencia de una galería, en este caso de madera, que se perdió por deterioro. Un muro de piedra cerca la finca, en la que se yergue una palmera canaria de gran altura.

Isla de San Simón

Isla de San Simón (Redondela) En 1838 comienza la urbanización de las islas de San Simón y San Antón para la construcción de un lazareto, siendo el proyecto original del ingeniero Alejo Andrade Yáñez y el adjudicatario de las obras Norberto Velázquez Moreno. En 1852 se instala en San Antón una dotación militar permanente. Durante las primeras décadas de funcionamiento se producen diversos ataques en prensa y medios públicos por parte de personalidades de toda Galicia, pidiendo la clausura del espacio. La reacción viguesa es crear una comisión en defensa del lazareto en los años 80 del siglo XIX. La clausura oficial del lazareto ocurrirá en 1927, cuando la erradicación de algunas epidemias como el cólera en el continente europeo comienza a volver innecesarias instituciones sanitarias como esta.

Con la Guerra Civil, las islas se convierten en colonia penal a partir del 1 de octubre de 1936, destacando por el alto número de reclusos que alojan. En 1943 los últimos presos abandonan las instalaciones, quedando sin uso durante varios años. Entre los años sesenta y ochenta, los concellos de Vigo y Redondela disputan la pertenencia del espacio a sus respectivos términos municipales, fallando el Tribunal Supremo en 1981 en contra de la ciudad olívica. El último cambio de calado se produce con la restauración de varios de los inmuebles y del entorno de las islas por parte del arquitecto César Portela, inaugurándose de forma oficial en el año 2005.

Alameda

Alameda (Santiago de Compostela) El origen del principal jardín de la capital de Galicia se remonta al siglo XVI, con la donación de los terrenos a la ciudad por parte del conde de Altamira. Desde 1835 el parque comienza a tomar la forma actual. En 1853 se desmonta el lado occidental de la colina, dando lugar al paseo de la Herradura, el palco de la música, por su parte, es del año 1895. A principios del siglo XX el espacio albergó la Gran Exposición Regional, de la que actualmente se conserva el inmueble de la Guardería Santa Susana. Del lado del campus universitario se yergue la estatua de Rosalía de Castro, tallada por Isidro de Benito y Francisco Clivilles, que data de 1917.

Instituto Virxe do Mar

Instituto Virxe do Mar (Noia) El inmueble se dispone de forma alargada, mirando hacia la Alameda con su fachada principal y compuesto por planta baja y primer piso. De estilo ecléctico, la sección central sobresale ligeramente para remarcar la entrada principal del edificio, coronada por un frontón neoclásico. Rematado en 1889 para alojar la Casa do Concello, desde el año 1953 acoge el Instituto Virxe do Mar de Noia.

Alameda del arquitecto Sesmero

Alameda del arquitecto Sesmero (Pontevedra) El 29 de abril de 1879 se presentaba el proyecto de la Alameda, Avenida de Montero Ríos y Jardines de Vincenti, en la zona inmediata a las recién derribadas murallas y en un tipo de operación urbana que se repite sistemáticamente en esta época a lo largo de la geografía gallega. El diseño del espacio, así como de varios de los edificios que se levantan en el recinto, corresponde al maestro de obras castellano Alejandro Rodríguez-Sesmero, motivo por el cual este conjunto botánico-arquitectónico lleva su nombre. El conocido como Paseo de las Palmeras alberga decenas de ejemplares de gran porte y antigüedad, especialmente de la especie canaria, constituyéndose en uno de los símbolos de la ciudad a pesar de las reformas sufridas, que han alterado la fisonomía original del lugar.

Edificio de la Fábrica de Tabacos

Edificio de la Fábrica de Tabacos (A Coruña) La compañía coruñesa se pondrá en marcha en 1808, llegando a su momento de mayor esplendor a finales del siglo XIX. La última reforma del inmueble data de 1908, momento en que pudieron plantarse las palmeras que flanquean la entrada. Hoy en día el edificio ha sido completamente restaurado para acoger varias de las instancias judiciales de A Coruña.