CRE Santiago Apóstol

CRE Santiago Apóstol (Pontevedra) El Centro de Recursos Educativos de la Once en la ciudad de Pontevedra abría sus puertas en el curso 1943-44. Por sus aulas han pasado más de 1000 estudiantes que han podido disfrutar de sus posibilidades pedagógicas. El edificio es un gran volumen de sillería de granito con planta en forma de H, con tres plantas de altura y tejados a dos aguas. Las cuatro palmeras canarias se encuentran pareadas ante la fachada principal. Fotografía de Iria Lagarón Jiménez.

Anuncios

Edificio administrativo de la Diputación

Edificio administrativo de la Diputación (Pontevedra) Destaca en este inmueble ecléctico el balcón centrado en la fachada principal, que otorga un claro carácter institucional. Por otro lado es interesante el agrupamiento de las ventanas de tres en tres, siendo más sobrias en su decoración según se elevan las plantas. Sobre un zócalo de sillería se desarrolla un inmueble de composición cubicular, donde el ladrillo que cubre los paños aporta un adorno cromático al conjunto.

Colegio Sagrado Corazón de Placeres

Colegio Sagrado Corazón de Placeres (Pontevedra) La historia de este espacio comienza en el año 1888, cuando el político Eugenio Montero Ríos construye la iglesia de los Placeres, donde actualmente reposan sus restos, y muy cerca de esta un pabellón de invitados para aquellos que visitaban el Pazo de Lourizán. Con el tiempo el pabellón se convierte en el Gran Hotel de Baños de Mar de Los Placeres.

A la muerte del político su hijo Avelino Montero Villegas dona la propiedad a las Religiosas del Sagrado Corazón para crear un colegio. Corría el año 1918. Progresivamente se agrandaría el edificio y se edificaría la iglesia que domina el conjunto.

Las fotografías han sido proporcionadas por la comunidad del Colegio Sagrado Corazón de Placeres. Más información aquí.

La Abundancia

La Abundancia (Pontevedra) La propiedad perteneció al comerciante pontevedrés Severino Martínez, dueño de la tienda de ultramarinos “La Abundacia”. Situada en las actuales rúas Soutos y Pintor Laxeiro la finca, donde el empresario disponía de una residencia, tenía también una de las pocas canchas de tenis de la ciudad. Actualmente varias palmeras de diversas especies evidencian la antigüedad del espacio.

Villa en el lugar de A Chamusca

Villa en el lugar de A Chamusca (Pontevedra) Frente a la carretera que une Pontevedra con Marín y junto a la nave de Tecnopesca se sitúa esta villa. El chalé, de planta en L, se distribuye en un semisótano y dos alturas, accediéndose a través de una escalera que sube hasta un pequeño porche. El voladizo de la terraza de la primera planta y el juego de cubiertas dotan de fluidez a la composición. Tres palmeras, una de ellas de gran porte, adornan la propiedad.

Sexto edificio Museo de Pontevedra

Sexto edificio Museo de Pontevedra (Pontevedra) La construcción de este moderno inmueble, proyectado por los arquitectos Eduardo Pesquera y Jesús Ulargui, comienza en el año 2004 disponiendo de más de 10.000 metros cuadrados entre las 23 salas de exposición y el resto de espacios. El Sexto edificio está emplazado en el solar que había ocupado la huerta de la Compañía de Jesús, situada tras el edificio Sarmiento y donde estaba la palmera canaria que, junto con otras especies se salva, quedando enclavada en el jardín delantero del nuevo diseño. El edificio Sarmiento, construido entre 1685 y 1714, fue en origen la sede del colegio de la Compañía de Jesús, siendo desde 1981 otro de los inmuebles que componen el Museo de Pontevedra.

Finca de Porta

Finca de Porta (Pontevedra) En el antiguo barrio de Eiriña, ocupando una gran extensión de terreno entre el núcleo urbano y la actual estación de ferrocarril se encontraba la finca de Joaquín Porta Cao, conocido maestro de obras. En la propiedad de este indiano se levantaba, además de la vivienda familiar, de carácter burgués, una capilla dedicada a San Bartolomé y construida en el año 1902 por el propio Joaquín Porta. En el año 2001, y coincidiendo con la venta de los terrenos por la familia, las ruinas de la capilla eran desmontadas piedra a piedra. Quedan como restos de la propiedad varias palmeras, situadas entre las rúas Eduardo Pondal, Teixoeira y Joaquín Costa.