Marquesado de la Ceboleira

Marquesado de la Ceboleira (Vigo) Con este curioso nombre que evoca el barrio donde se levanta solía referirse a su vivienda el industrial Eugenio Rodríguez Otero, propietario las Industrias Reunidas de Grasas, Aceites y Sebos (IRGAS). Construye la casa en el Camiño do Sobreiro, muy próxima al solar donde se ubican las instalaciones fabriles en lo que hoy en día es la parroquia de La Paz. A un lado de la entrada, como se puede ver en la antigua fotografía de la misma, se encuentra una palmera canaria de gran porte. En el año 1993 la parcela es vendida al verse afectada por la reordenación de la zona, urbanizándose de forma acelerada el entorno, en un proceso que significó la desaparición de muchas otras villas de gran interés en todo el término municipal.

Los descendientes de Eugenio Rodríguez ofrecen al consistorio donarle la palmera, trasladándose de este modo a su ubicación actual en la playa del Vao, donde es plantada junto a otros ejemplares de similar tamaño, siendo la que ocupa, de las dos palmeras pareadas, el puesto a la izquierda de la imagen.

Depósito de aguas del Castro

Depósito de aguas del Castro (Vigo) En 1902 el Concello de Vigo aprobaba el plan de abastecimiento de agua para la ciudad, que por aquel entonces contaba unos 35.000 habitantes. Se trataba de captar el líquido de cuatro manantiales de Bembrive, obra que resultó complicada debido a problemas logísticos pero también administrativos. La Sociedad de Abastecimiento de Aguas fue la encargada de gestionar la explotación del  caudal, realizando la distribución desde un depósito situado en el monte del Castro, cuya construcción fue aprobada también en 1902.

Villa de Jenaro de la Fuente

Villa de Jenaro de la Fuente (Vigo) La vivienda, que ha sido recientemente rehabilitada, se encuentra actualmente encajonada entre edificios, si bien a principios de siglo XX en la zona de Romil había numerosas villas burguesas. Según el investigador Jaime Garrido, la casa pudo realizarse sobre la primera mitad de la década de 1890 en piedra, cal y ladrillo. La vivienda consta de sótanos, bajos y una planta destinada a habitaciones, además de un amplio jardín de inspiración francesa y más de mil metros cuadrados, en el que destaca especialmente la palmera canaria que se yergue junto a la entrada. Diseñada por su habitante, el maestro de obras Jenaro de la Fuente Domínguez, natural de Valladolid pero afincado en Vigo, la villa mira hacia las islas Cíes.

Pazo de Sensat

Pazo de Sensat (Vigo) Parece que el hoy conocido como Hotel Pazo los Escudos fue diseñado por el arquitecto vigués Antón Román Conde a encargo de la familia Sensat, y construido a mediados del siglo XX en el lugar de Roade. El pazo se compone de dos inmuebles, siendo uno de ellos la casa de los guardeses de la finca. En un estilo que fusiona la arquitectura pacega tradicional con el neomedievalismo, destacando en la decoración el empleo de vieiras adosadas al muro, almenas en el remate de las fachadas y gárgolas, se integran algunos elementos de la edificación previa, como el pozo o las cuadras. La afición de los habitantes de la vivienda por el coleccionismo de heráldica supone la existencia en la finca de una colección de 94 escudos pétreos datados entre los siglos XV y XIX. En el año 2000 comenzaba el proyecto para convertir el pazo en el primer hotel de cinco estrellas de Vigo.

Jardines de Casás

Jardines de Casás (Vigo) José Casás Comesaña era nombrado en 1902 médico en propiedad para el entonces Ayuntamiento de Bouzas. Conocido por la caridad y bondad con la que atendía a sus convecinos, en 1932 recibe la Cruz de Beneficencia, mientras que dos años más tarde es inaugurado un busto en su honor, situado en un extremo del espacio donde antaño los marineros tendían las redes para su secado, junto a una fuente y varias palmeras canarias.

Torres Ifer

Torres Ifer (Vigo) En la conocida como Finca de la Barxa nacía en 1836 el pintor Serafín Avendaño, precursor del preimpresionismo gallego. Andando en el tiempo y con el crecimiento de Vigo esta propiedad desarrolla usos industriales, instalándose en 1925 la fábrica de Cervezas de Santander. Enmarcada en un estilo regionalista, el diseño lo realizan el arquitecto Manuel Gómez Román y el ingeniero Aldasoro, construyendo cinco edificios de diferentes alturas.

Además, la extensa finca albergaba un jardín con magníficas plantas, algunas de ellas tropicales. A principios de este siglo se edificaban en el solar las Torres Ifer, edificios de treinta pisos de altura promovidos por Ángel Gallego y diseñados entre otros por el arquitecto vigués Enrique Acuña.

Hogar San Rafael

Hogar San Rafael (Vigo) La construcción del Hogar San Rafael comienza en 1935 con la fundación que los hermanos de San Juan de Dios realizan en unos terrenos en Coia, destinada a la atención hospitalaria infantil. El edificio es diseñado por el arquitecto vigués Antonio Cominges Tapias, autor de inmuebles emblemáticos de la ciudad y con una destacada presencia en el ámbito religioso, dado que según parece no percibía honorarios por este tipo de trabajos.

El monumental volumen combina el academicismo de su composición en planta con adiciones decorativas regionalistas y barrocas, un estilo característico del arquitecto. Terminado en 1947, el tamaño de la obra provocó el lento desarrollo de los trabajos de construcción.

Chalé El Pilar

Chalé El Pilar (Vigo) En 1913 el indiano Camilo Teijeiro Marín encargaba la construcción de una lujosa residencia a José Franco Montes, arquitecto municipal y diocesano durante varios años y un autor destacado del Vigo de principios del siglo XX.

En la zona de Peniche había a principios de siglo numerosas casas de familias acomodadas, de las que hoy aún queda algún ejemplo, tras ser en su mayoría absorbidas por la presión inmobiliaria. Su autor se inspira en diseños austriacos, franceses y alemanes, añadiendo elementos modernistas y neomedievalistas a un inmueble donde destacan especialmente las dos torres.

Jardines de Eijo Garay

Jardines de Eijo Garay (Vigo) Camilo Nogueira, nacido en Lavadores en 1904, se ha consagrado como escultor de Vigo por tener varias de sus obras situadas en espacios públicos. Este Despedida, realizado en granito en 1966 y situado muy próximo a la Alameda, representa a una madre con sus hijos contemplando la marcha del marido a la emigración.

Casa de Antonio Comesaña

Casa de Antonio Comesaña (Vigo) Próxima al Museo del Mar, en Alcabre, la vivienda se halla en un estado de franco abandono. Su origen se remonta a finales del siglo XIX o principios del XX, cuando el indiano Antonio Comesaña regresa soltero y con un pequeño capital a su lugar de nacimiento.

En el inmueble destacaban los aleros de las buhardillas y otras decoraciones en hierro forjado, en su mayoría desaparecidas. Nos hablan también de la existencia de llamativos frescos en las paredes del salón o de un estanque para peces en el jardín.