Comisaría de la Policía Nacional

Comisaría de la Policía Nacional (Vigo) En la rúa López Mora, carretera de asentamiento de otras villas indianas cercanas, como el Chalé El Pilar o la Villa Rosendo Silva se encuentra la actual comisaría. Hasta 1987 este edificio funcionaba como Hospital Militar, si bien es probable que antes fuera una villa particular, edificada hacia finales del siglo XIX o primeros del XX.

De planta casi cuadrada y tejado a cuatro aguas, la decoración de este inmueble ecléctico es muy sobria, con todos sus paños encalados en blanco. Sobresale el hierro forjado de la baranda exterior, así como la puerta y los jarrones que dan acceso a la finca. El nuevo edificio dotacional, integrado con el antiguo espacio, fue realizado por los arquitectos Fraga, Quijada y Portolés e inaugurado en 2010.

Anuncios

Villa en Naturais de Fene

Villa en Naturais de Fene (Fene) Parece que esta espectacular vivienda se ha salvado, por el momento, de la desaparición debido al empuje urbanístico, si bien continúa abandonada. De planta cuadrada y tejado a dos aguas, dispone de cuatro alturas.

Mientras que en la fachada este se encuentra una galería que ocupa las dos plantas principales, la entrada se efectúa por la escalera del lado sur. La decoración es exuberante en este lado, por ejemplo en la carpintería de la galería que se abre en la buhardilla, en los recercados de los vanos o en los remates de la cubierta, con fina talla en madera.

Casa da Florista

Casa da Florista (Fene) Recibe su nombre esta vivienda, situada en la carretera de la Palma, de una florista que residía en la misma, si bien fue promovida por Víctor Borrás. De planta casi cuadrada y pequeño tamaño, la vivienda se distribuye en tres alturas.

Destaca especialmente por la esmerada decoración que exhibe: los adornos de la cornisa y el remate en picas de madera o el recercado de los huecos de la fachada principal, especialmente elaborado. Se accede a la misma por una escalera que salva el desnivel, subiendo a un porche sobre el que se encuentran una terraza sostenida por esbeltas columnas y una galería de madera.

Villa Eorencia

Villa Eorencia (Vigo) Se yergue esta vivienda en Cabral, junto a la casa del Colegio Vistalegre, que también tenía palmeras canarias. Diseñada en un estilo regionalista, alternando sus paños entre la sillería y el encalado en blanco, destaca el cuerpo torreado del centro del conjunto así como el porche que se abre hacia el oeste, sobre el que se ubica una galería de madera. En la parte delantera setos de boj dibujan un pequeño jardín donde destacan tres palmeras canarias.

Casa en Trabanca-Badiña

Casa en Trabanca-Badiña (Vilagarcía de Arousa) Ocupa esta propiedad una importante extensión en la rúa Porto, a las afueras de Vilagarcía de Arousa. La vivienda principal da a la carretera, teniendo frente a ella un cruceiro y al lado un lavadero, que podrían ser fundaciones realizadas por los propietarios de la finca.

La casa es una construcción tradicional con la piedra cara vista, y que obviamente ha sufrido reformas de calado, probablemente la elevación del bajocubierta para hacerlo habitable. En la finca trasera se encuentran el hórreo y las dos palmeras canarias.

Casa en el lugar de San Salvador de Bastavales

Casa en el lugar de San Salvador de Bastavales (Brión) Es este un caserío que data del año 1861, según reza el dintel sobre la puerta de entrada a la propiedad. Además de la edificación principal, de arquitectura tradicional gallega, hay otras estancias auxiliares que se levantan conformando un pequeño patio en torno a la entrada principal. La gran finca se encuentra cercada por un imponente muro de piedra, situándose las cuatro palmeras canarias formando un cuadrado en el lado este de la casa.

El Carballal

El Carballal (Padrón) Desconocemos el origen de la propiedad, si bien podemos vincularla a mediados del siglo XX al Capitán de Artillería de la Armada Octavio Sanmartín Domínguez. Este mecenas de Padrón destaca, por ejemplo, por haber sido impulsor del “Pedrón de Ouro” o de la Fundación Rosalía de Castro, de la que fue su cuarto presidente.

La propiedad tiene casi 60 000 metros cuadrados de extensión, con minas de agua, prados, áreas de cultivo y espacios ajardinados. En el centro se ubican la vivienda de los guardeses de la propiedad  y el palacete principal. De planta rectangular, la vivienda de estilo ecléctico se dispone en dos alturas, con balcones de hierro forjado en la fachada este y una gran terraza en el lado sur, sobre el porche de entrada a la casa. En derredor muros de granito dibujan paseos de parras, pequeños jardines y espacios donde situamos bancos y mesas de piedra o una fuente. Es en este lugar donde se distribuyen, entre otros árboles centenarios, varias palmeras canarias también seculares.