A Rozavella

A Rozavella (Ortigueira) En la parroquia de San Adrián de Veiga se encuentra esta casa de estilo ecléctico de extrema sobriedad, compuesta de dos plantas y bajocubierta, abuhardillado en la fachada delantera. La escasa decoración se encuentra en la fachada principal que da a la carretera. En la planta baja se disponen la puerta de entrada y sendas ventanas pareadas a cada lado con arcos escarzanos, mientras que en la primera planta vemos tres vanos de dintel recto, con antepechos de hierro forjado y un recercado de arcos escarzanos. Debido a las ampliaciones de la vía la vivienda ha perdido el muro original y el pequeño jardín delantero, quedando como elemento destacado la palmera canaria que supera probablemente el siglo de vida. La familia que posee la villa en la actualidad la adquiere en 1946 a la viuda e hijos del sastre Andrés Martínez Mariña, “Rozavella”, promotor de la casa, que también era su lugar de trabajo.

Casas de Porto

Casas de Porto (Fene) En la parroquia de Perlío podemos observar este curioso conjunto compuesto por dos villas, muy próximas entre sí, levantadas por el indiano Antonio Porto Saavedra. Antonio emigra a Cuba con su padre siendo adolescente, donde trabaja como maestro de obras, participando por ejemplo en la construcción del ferrocarril. A su retorno de la isla edifica la primera de las viviendas, ubicada en el lado norte de la propiedad, junto a la vía del tren. Tras el pequeño jardín perfilado con seto de boj encontramos una casa con planta en forma de L dispuesta en dos alturas y el bajocubierta. Encalada en blanco las aristas de sillería rehundida enmarcan el volumen, sucediéndose en la fachada principal cinco vanos en cada planta, con antepechos de balaustre y alféizares decorados.

 En un segundo y definitivo retorno Antonio Porto construye otra vivienda en la finca, en su extremo suroeste. La villa es un ejemplo de la adaptación de lenguajes arquitectónicos de la isla de Cuba, sobresaliendo el porche, cuyas columnas sostienen una gran terraza, así como los vanos que dan acceso a la misma. Es una de las primeras edificaciones en hormigón armado de la zona. De planta rectangular la vivienda se despliega en dos alturas siendo la segunda abuhardillada, con una decoración muy sobria, exceptuando el denticulado de la cornisa. La parte central de la fachada sur sobresale de forma discreta, coronada por sendos pináculos. Parece que Antonio Porto adquirió las tres palmeras canarias que adornan las casas en un invernadero en Xuvia. A su muerte, sus dos hijas heredaron ambas villas, si bien con el paso de los años parte de la finca original ha sido vendida.

Casa dos Miranda

Casa dos Miranda (Ribadeo) En el centro de la villa de Ribadeo, muy próxima a la Fonte dos Catro Canos se encuentra esta casa de grandes dimensiones, propiedad de los Miranda, familia de honda raigambre ribadense. El inmueble se dispone en planta baja y dos pisos, además del bajocubierta, existiendo un pequeño mirador de vidrio coronando el tejado. De sobria decoración, en la fachada principal nueve vanos se suceden de forma regular en las tres plantas, estando recercados por completo y rematados por arcos escarzanos con falsas claves. Las ventanas de primera y segunda planta se abren a balcones de hierro forjado, situándose a ambos lados del hueco central sendos escudos de armas de los propietarios. Líneas de imposta recorren la división entre las tres alturas. En la parte posterior de la vivienda una gran terraza abalaustrada se abre al jardín, donde se encuentra la palmera canaria.

Villa Lucinda

Villa Lucinda (Culleredo) Localizada en A Corveira, Villa Lucinda es uno de los mejores ejemplos de arquitectura racionalista del concello, con elementos decorativos propios del Art Decó, habiendo sido diseñada por Santiago Rey Pedreira y José Caridad Mateo en los años treinta del siglo pasado. La vivienda ocupa un alto sobre la carretera que, bordeando la costa, conduce hacia A Coruña.

En sus fachadas norte y este se concentra toda la ornamentación, siendo las restantes de mayor sencillez. De planta cuadrada y dos pisos, destaca la torre que se eleva una altura por encima del resto del inmueble, sobresaliendo además a nivel de fachada, una prestancia contrapuesta por la ligereza de las ventanas en esquina que se disponen en los pisos segundo y tercero de la misma. En la fachada principal un porche permite el acceso a la vivienda, estando la planta superior casi completamente acristalada. Es de reseñar como solución decorativa la agrupación de los vanos mediante un leve retranqueo de la fachada y el empleo de viseras, que otorgan gran horizontalidad a la percepción estética de la obra. Restaurado desde el año 2008 actualmente las instalaciones albergan la Policía Local de Culleredo. Una única palmera canaria destaca en el jardín como muestra quizá de una vinculación indiana.

Chalet de Fondón

Chalet de Fondón (Viveiro) Nos encontramos ante uno de los mejores ejemplos de arquitectura indiana de Galicia, situado en la parroquia de Magazos. Promovida en el año 1927 por el emigrante en Cuba Antonio Pernas Corral, la vivienda es de estilo regionalista, constando de cuatro plantas. Destaca en esta imponente construcción la torre, que supera en una altura el resto de la casa, las grandes galerías acristaladas que ocupan gran parte de las fachadas sur y este o los delicados jabaldones que sostienen la cubierta. La planta es movida, lo que sumado a los constantes retranqueos de la fachada dota al conjunto de un gran dinamismo estético. En el aspecto material sobresale la carpintería tanto en exteriores como en el interior, habiendo sido premiado el mobiliario del salón principal en 1927 con el primer premio de la Exposición Universal de Barcelona. En el jardín de estilo francés, que no llegó a ejecutarse en su totalidad, podemos encontrar una araucaria o una gran palmera canaria que cuentan al menos la edad de la villa.

Para más información: Casas de Indianos

Casa de Bolanio

Casa de Bolanio (Ribadeo) Junto a la carretera, en las proximidades de Ribadeo, se encuentra una casa labriega construida en 1830 cuya estructura sencilla de bajo, primera planta y bajocubierta se ve enriquecida con elementos ornamentales que asocian la propiedad a la emigración. Mientras que en la planta baja se emplean dinteles rectos y vanos recercados, en la primera planta destaca el uso de arcos escarzanos, con antepechos de hierro forjado en las ventanas laterales. En el centro la ausencia de decoración en la puerta que da acceso al balcón de moderna factura denota la existencia de una galería, en este caso de madera, que se perdió por deterioro. Un muro de piedra cerca la finca, en la que se yergue una palmera canaria de gran altura.

Casa de los Fonseca

Casa de los Fonseca (Pontevedra) Sede actualmente del Archivo Histórico Provincial de Pontevedra, el edificio ofrece un llamativo diseño neoclásico, que imita al de un templo romano. Los elementos más destacados son la escalinata, flanqueada por dos esfinges pétreas y dos grandes ejemplares de palmera canaria, por la cual se asciende hasta el pórtico, sostenido por ocho columnas toscanas. Un gran frontón triangular, en cuyos vértices inferiores encontramos sendas estatuas de grifos, remata la fachada principal.

Esta curiosa composición fue encargada por Eulogio Fonseca, potentado empresario de la ciudad, terminándose la construcción en el año 1910. En sus orígenes albergó las reuniones de una importante logia masónica.