Casa de los Fonseca

Casa de los Fonseca (Pontevedra) Sede actualmente del Archivo Histórico Provincial de Pontevedra, el edificio ofrece un llamativo diseño neoclásico, que imita al de un templo romano. Los elementos más destacados son la escalinata, flanqueada por dos esfinges pétreas y dos grandes ejemplares de palmera canaria, por la cual se asciende hasta el pórtico, sostenido por ocho columnas toscanas. Un gran frontón triangular, en cuyos vértices inferiores encontramos sendas estatuas de grifos, remata la fachada principal.

Esta curiosa composición fue encargada por Eulogio Fonseca, potentado empresario de la ciudad, terminándose la construcción en el año 1910. En sus orígenes albergó las reuniones de una importante logia masónica.

Chalé Carnicero

Chalé Carnicero (Oleiros) El industrial coruñés Enrique Carnicero Ríos, propietario de un vivero de ostras en la ría, encargará el diseño de su chalé a su amigo Rafael González Villar, autor de algunos de los inmuebles más importantes de la ciudad herculina. Terminado hacia 1916, la vivienda está ubicada junto a Ponte da Pasaxe, encontrándose actualmente abandonada y fuertemente degradada, tanto en el interior como en el exterior.

Círculo Habanero da Devesa

Círculo Habanero da Devesa (Ribadeo) Conjunto formado por varios inmuebles independientes, incluyendo una villa que sirve de centro social, dos pabellones para las escuelas de niñas y niños, un patio, un escenario o baños. Los edificios están diseñados en un estilo ecléctico, destacando la fachada principal de la villa donde una entrada porticada sostiene el balcón del primer piso, todo ello rematado por un frontón triangular en cuyo centro se lee el nombre de la institución. En el interior, una sala de baile se disponía en la planta baja, mientras que el primer piso albergaba biblioteca, cafetería y varios despachos.

Palacete de las Mendoza

Palacete de las Mendoza (Pontevedra) El actual inmueble se ubica en el solar del castillo de los Churruchaos. En 1877 Soledad Méndez Núñez, hermana del célebre marino, encarga al maestro de obras Alejandro Rodríguez-Sesmero el diseño del palacete, primera vivienda de la ciudad con agua corriente.

El edificio está proyectado en estilo ecléctico de influencia francesa, con semisótano, bajo y primera planta. La composición decorativa de las fachadas es sencilla, enmarcadas mediante el empleo de sillería rehundida horizontalmente, los entrepaños están encalados en blanco, destacando los recercados neoclásicos de los vanos o el pretil de decoraciones circulares en el remate de la cornisa.

Casa do Señorito

Casa do Señorito (Dodro) En el lugar de Manselle, perteneciente al Concello de Dodro, se levanta la Casa do Señorito que fue propiedad, según nos cuentan, del médico José Manselle, cuyo apellido terminó por dar nombre al espacio. La Cancela da Maceira, que franquea la entrada a la gran finca, es también considerada el límite de esta pequeña aldea.

Villa Pilar

Villa Pilar (Pontevedra) Este imponente palacete urbano está vinculado al indiano Manuel Martínez Bautista. Nacido en 1823 en Pontevedra, en 1840 se embarca hacia La Habana, Cuba, con una carta de recomendación dirigida a Pedro Fernández Villaverde, abriendo en la isla un almacén de vajillas. Enriquecido en la colonia Manuel encarga la construcción de Villa Pilar, que finaliza en 1905 tras seis años de trabajos. Proyectada por el arquitecto Antonio Crespo, consta de planta baja, dos pisos y bajocubierta abuhardillado. Para más información, visitad el excelente artículo de Milagros Bará.

Villa de Jenaro de la Fuente

Villa de Jenaro de la Fuente (Vigo) La vivienda, que ha sido recientemente rehabilitada, se encuentra actualmente encajonada entre edificios, si bien a principios de siglo XX en la zona de Romil había numerosas villas burguesas. Según el investigador Jaime Garrido, la casa pudo realizarse sobre la primera mitad de la década de 1890 en piedra, cal y ladrillo. La vivienda consta de sótanos, bajos y una planta destinada a habitaciones, además de un amplio jardín de inspiración francesa y más de mil metros cuadrados, en el que destaca especialmente la palmera canaria que se yergue junto a la entrada. Diseñada por su habitante, el maestro de obras Jenaro de la Fuente Domínguez, natural de Valladolid pero afincado en Vigo, la villa mira hacia las islas Cíes.