Casa en San Xoán de Filgueira

Casa en San Xoán de Filgueira (Ferrol) En la rúa Souto, frente a la iglesia parroquial de San Xoán de Filgueira se encuentra esta amplia finca, con una palmera canaria de gran porte en su extremo noroeste. La misma se encuentra junto a otros árboles que formaban el jardín de una villa hoy desaparecida, cuyos únicos restos se alinean en el extremo norte, apenas unos metros de muro pétreo y dos muros con vanos recercados. Parece que la vivienda fue demolida para la construcción de una promoción inmobiliaria que finalmente nunca llegó a realizarse.

Anuncios

Casas de los Canónigos

Casas de los Canónigos (Padrón) Este conjunto de ocho viviendas, dispuestas a lo largo de la carretera y frente a la Colegiata de Santa María de Adina, en Iria Flavia, fueron edificadas en 1790 para ser habitadas por los canónigos de la iglesia. La Fundación Camilo José Cela posee en propiedad varias de las casas, que albergan la sede de la entidad así como el museo acerca del escritor. La palmera, de gran envergadura, está situada en el jardín trasero de la segunda de las viviendas.

Palacete en el lugar de Montecelo

Palacete en el lugar de Montecelo (Bergondo) Poco antes del puente de O Pedrido encontramos este suntuoso palacete custodiado por tres palmeras canarias. Separada de la carretera por la amplia finca y un artístico muro, la vivienda se dispone en planta rectangular, sobresaliendo ligeramente de la fachada principal el torreón situado en el ángulo Este. En la decoración, a caballo entre el eclecticismo y el modernismo lo que permitiría situar la factura de la vivienda en los primeros años del siglo XX, destaca el uso de piñas, jarrones, volutas y esferas, concentrándose los adornos en muros y torre.

Casa en Pedro Fernández

Casa en Pedro Fernández (A Coruña) En la rúa Pedro Fernández, en el Castiñeiriño, y muy próxima al Ponte do Pasaxe podemos ver este ejemplar de palmera canaria de gran altura. La vivienda sigue la tipología constructiva tradicional, con dos alturas y un bajocubierta dispuestos en una planta rectangular y con un tejado a dos aguas. La galería de madera que domina la fachada principal en la primera planta luce un delicado acabado con denticulados y formas geométricas, constituyendo el elemento más llamativo del conjunto.

Casa de los Señoritos

Casa de los Señoritos (Teo) Se yergue este inmueble junto a la carretera nacional, cuya ampliación parece haberle afectado en parte. El volumen se distribuye a lo largo de su planta rectangular en semisótano, primer piso y bajocubierta. Su diseño eclético de extrema sencillez dispone paños encalados en blanco, dejando a la vista únicamente líneas de imposta en la divisoria de las plantas, pilastras en las esquinas y los recercados de los huecos, en la fachada principal.

Mientras que tras la casa se extiende una amplia finca, probablemente empleada para la producción agropecuaria, junto a la misma se dibuja un cuidado jardín en cuyos extremos se alzan grandes ejemplares de palmera canaria, mientras que en el centro hace lo propio una Trachycarpus fortunei.

 

Villa Miramar

Villa Miramar (Vigo) El indiano y filántropo García Barbón, afincado en Vigo desde finales del siglo XIX, edifica para su residencia y la de su familia una gran finca con dos palacetes, un lago navegable, una mina de agua o un embarcadero. Inmediatamente sobre aquella propiedad, hoy desaparecida, se encuentra la calle Vista Alegre, mismo nombre que recibía la finca de García Barbón.

En dicha calle Vista Alegre se conservan todavía varias casas de gran antigüedad, una de las cuales es la Villa Miramar. Consta de dos alturas y un semisótano, con planta en forma de T. De gran sobriedad decorativa, el elemento más reseñable es el pequeño porche que sirve de entrada a la casa, que sostiene la terraza de la habitación principal.

O Fogar do Anxo

O Fogar do Anxo (Oleiros) Se encuentra muy deteriorada esta vivienda desde el punto de vista estético dadas las reformas sufridas. Ubicada al pie de la carretera, la casa original es un pequeño espacio rectangular de dos plantas que hoy por hoy funciona como parrillada. A pesar de la adición de volúmenes, del cambio de tejado o del recubrimiento de la planta baja, se pueden apreciar elementos originales en la primera planta, llamando la atención el empleo de ladrillo cara vista en los muros o de líneas de imposta agrupando los huecos. Lo que en su día fue el jardín hoy es el aparcamiento del negocio, donde se encuentra la palmera canaria.